miércoles, 26 de marzo de 2014

10 razones para amar y 10 razones para odiar la última temporada de How I Met Your Mother

Sé que aún queda un capítulo. Pero sé, que aunque haya habido cosas que me han cabreado, cuando acabe How I met yout mother no seré capaz de juzgar bien. Ya le dedicaré una entrada, porque pese a todo, ha sido una de las series de mi vida, y lleva acompañándome desde que estaba en el instituto (ahora, ya hace algún tiempo que acabé la carrera). Pese a sus fallos, es especial para mí. De eso hablaré cuando llegue el final. Pero no vengo a hablar de eso ahora. Vengo a hablar de esta última temporada, a falta de esa pieza final.

Y es que, esta temporada me está haciendo sentir sensaciones muy encontradas. En realidad, no son motivos por los que odie la temporada o la ame: más bien, para mí son 10 aciertos y 10 cosas negativas que hemos visto a lo largo de los 22 capítulos. Pero poner lo de amor/odio siempre es más radical y suena mejor. Por supuesto, voy a spoilear, así que si no vais al día, huid cuanto antes. Y veréis, además, como algunas razones están en ambas listas.

10 razones para amar la última temporada de HIMYM

Una temporada, una boda

Cuando leí que la última temporada estaría basada en un solo fin de semana, pensé que sería una locura, y que se cargarían la serie. Ahora, no me parece tan mala idea. Aunque claro, con matices, pero estamos en la parte de decir cosas buenas. Una cosa que siempre he adorado de esta serie es cómo está contada, y el uso de los flashbacks y los flashforwards. Me parecen una maravilla, que da muchísimo juego, y que incluso hace las cosas más reales, ya que a veces se cuentan como cuando le cuentas algo a un amigo; y por supuesto, le aporta un toque único. Apostar por hacer una temporada entera sobre dos días, además de esos saltos en el tiempo, me parece algo arriesgado y original, hay que reconocérselo.

La madre

Hace años, creía que a la madre no la conoceríamos apenas, que tal vez acabaría la serie con un: y así es cómo conocí a vuestra madre. O tal vez, que veríamos la boda de Ted y poco más. Han decidido enseñarla, y aunque la primera impresión me dejó rara, reconozco que adoro absolutamente los momentos que tiene con Ted, y creo que le queda perfecta. Quedan bien, hay química, es maja y no es una petarda como todas sus ex novias excepto Robin. Y esas cosas, de que se gusten antes de conocerse...: cuando ella toca la canción y la canta y Ted la escucha, que ella le invite a una copa sin saber quién es... Los adoro.

Thank you, Linus

Tengo que ponerlo como un motivo en sí mismo, porque para mí, es el gag de esta temporada. Me hace una gracia terrible, y lo veo como esas bromas míticas que abundaban en temporadas anteriores.


Referencias a temporadas pasadas

Los guionistas creo que han aprendido a tocarnos la fibra sensible, al menos a aquellos que somos muy fans. Y en esta temporada, han tenido detalles cariñosos con nosotros: ha habido muchísimas referencias a cosas del pasado, y a personajes. Eso le da un punto nostálgico perfecto, y te hace recordar todo lo que has pasado con ellos, ahora tan cerca del final. ¡Si hasta ha salido la piña! Y me encanta, por ejemplo, que sepamos que Scooter acaba con la doble stripper de Lily y Boats Boats Boats! con The Captain.

El capítulo 9x16: How your mother met me

Ma-ra-vi-llo-so. Me encantó. Es ese que está centrado en la madre. Me encanta, porque supuso algo nuevo, y por otro lado, mezcló perfectamente la historia de la madre con la de Ted. Esos detalles de que hayan estado en los mismos sitios, y ahora lo veamos desde la perspectiva de ella... Además, quién nos dice que no nos hemos podido cruzar mil veces con personas que nos cambian la vida antes de conocerla. ¿Y qué pasaría si al final no te cruzas? ¿O es que estabas destinado a ello?



La cena de ensayo


No es que sea el capitulazo del siglo, pero me gusta cuando enseñan liadas de Barney, porque se parece más al Barney de siempre. Y me gusta que ese tipo de locuras sea la forma que tiene de decirle a Robin que la quiere. No hay que hacerlos en plan pastelada, no son Lily y Marshall.



Tensión dramática

En muchos capítulos, han añadido momentos y reflexiones sobre el futuro que no auguran algo bueno. Pase lo que pase, entre los momentos emotivos de Ted y la madre, y las pinceladas de drama, han conseguido que en la recta final, comentara con amigos los capítulos, como hacía mucho tiempo que no hacía. Y, además, que estuviera deseando que hubiera otro.


Los capítulos de relleno


En esta temporada, podemos diferenciar los capítulos en los que se sigue una trama de importancia, y los que podrías quitar y no pasaría nada. Sin embargo, estos últimos le dan un respiro a la serie. En las últimas temporadas, parece que por momentos se olvidaba de que era una comedia, y capítulos absurdos sin relevancia argumental siempre han sido parte de la esencia de la serie.


La renovación de los votos de Lily y Marshall

Últimamente, los veía algo descuidados como pareja: todos los momentos bonitos se los llevaban Barney y Robin. Es cierto que seguían teniendo cosas que te demuestran que son la mejor pareja del mundo, pero se echaba en falta un momentazo bonito de los suyos.



Bromas que siempre recordaremos


Los fans de HIMYM tenemos muchas cosas en la cabeza cuando pensamos en la serie. Pensamos en capítulos concretos, en personajes...y también, nos llevamos en el recuerdo mil gags o chorradas que se han quedado en nuestra memoria, como puede ser la ya mencionada piña, la Slap Bet o el Tantrum. Son pequeños detalles que la hacen grande y mítica. Esta temporada puede no ser tan divertida, pero ha tenido algún momento bueno, como cuando Barney aparece representando a los diferentes miembros del Bro Code según su lugar de procedencia, la presencia de William Zabka, el caballero de Indiana Jones, ese zumo para la resaca milagroso que todos querríamos tener, Barney hablando como Jabba borracho, o el capítulo de las técnicas de la bofetada milenaria.

10 razones para odiar la última temporada de HIMYM

Una temporada, una boda

Os dije que repetiría razones. Sí, creo que es original, pero también pienso que es una trama que puede quemarse muy pronto, y en algunos capítulos se nota que hacen algo por hacer, por alargar. Puede llegar a hacerse pesada, y te preguntas si no habría sido mejor otra cosa. Aunque yo creo que el problema no es la idea, sino cómo está aprovechada en ciertas etapas de la temporada.

Tema Ted y Robin

Es algo que siempre me ha mosqueado un poco. En temporadas anteriores, parecía que cuando no sabían que hacer, volvían a sacar el tema dichoso. Bien, estamos en la última temporada, hemos visto a la madre, nos quieren convencer de que están hechos el uno para el otro... ¿por qué siguen dándole vueltas al tema? ¿Hasta el penúltimo capítulo? ¡Basta ya! Esto se ha convertido en: Cómo me quedé con vuestra madre porque vuestra tía Robin se fue con otro.


Qué pasa con la madre

Siguiendo en la línea de las dos anteriores, para mí este es uno de los grandes fallos y decepciones esta temporada. Si no sabes qué contar en una trama limitada a dos días, ¿por qué no aprovechas para que conozcamos a la madre? Y viendo lo de Robin y Ted... ¿nos tenemos que creer que la madre y Ted se enamoran de repente? Lleváis nueve temporadas diciéndonos que quiere a Robin, si queréis convencernos de lo contrario, aprovechad y enseñadme cómo se enamoran. Hasta la madre es una persona que reniega del amor, pero nos tenemos que creer que Ted es el amor de su vida... porque sí. Quiero creérmelo porque lo veo, no porque decís que es así. Si fuera una temporada normal, podría entender que no saliera...pero en esta, que no saben ni qué hacer... Aprovechadla para esto. Si ha salido más la negra que acompaña a Marshall en coche que la madre. Ojalá la madre hubiera salido más, y ojalá hubiéramos visto más de ella con Ted.

Capítulo 9x17: Sunrise

Después del maravilloso episodio 16, vino esta montaña de basura. Así. No hay capítulo de la serie que más asco me dé que este. Uno de los motivos, es que se vuelve al tema Ted y Robin,y además, de forma ridícula y patética, y a tan poco del final. Pero no solo eso: los escasos chistes del capítulo, no tienen ni puñetera gracia. Y los personajes actúan como imbéciles. Si hasta Lily y Marshall dicen gilipolleces, como que Lily podría dejar a Marshall si continuara con esa actitud tonta; o que Barney, que en su vida ha salido con pringados, se vaya de fiesta con ellos, y les entregue el Bro Code. Anda ya. Una mierda enorme.

Relleno everywhere

Sí, antes he defendido los capítulos de relleno, pero ahora los critico. Algunos están bien, pero otros no tienen tanta gracia, y te hace recordar cuando la serie hacía ese tipo de capítulos y sentías que estabas viendo algo legendario. Además, cuando ves que quieres ver cosas de la trama argumental cerrradas, que quieres ver a la madre.... y que en lugar de tratar eso, se lo pasan por el forro por capítulos de relleno, te cabrea. 

Barney, menos azúcar, por favor

Es verdad que el personaje de Barney cambió y es normal: no puedes aguantar un personaje así nueve temporadas sin meterle algún cambio, se hubiera quemado. Y cuando uno se enamora, cambia, e igual hace las pasteladas de las que se reía antes... pero ni Barney ni Robin son tan empalagosos. Y a Barney, en muchos momentos, le sobra azúcar.

¿Drama innecesario?

En HIMYM, no recuerdo a partir de qué temporada fue, se produjo un cambio. Pasó de ser una comedia, a ser una comedia que de vez en cuando, tonteaba con el drama. No me molestó ese cambio, porque renovó un poco la serie, y creo que se han caracterizado por enseñar etapas y momentos de la vida con los que te puedes sentir identificado, y en la vida se ríe, pero también se llora. El problema del drama en esta temporada es que ha pasado a tener importancia para que todos nos rompamos la cabeza pensando diferentes teorías de un terrible final. Un terrible final que quizá no llegará nunca, y solo se ha hecho para que la gente hable, en vez de que se centre en comentar defectos de la temporada, y que suba la audiencia. Sí, arriba he dicho que en parte, me gusta porque me ha hecho ver la serie con más ganas, pero por otro lado... Supongo que dependerá de cómo acabe la serie.


La boda de Barney y Robin

Quería que estos dos acabaran juntos desde antes que se liaran por primera vez en la tercera temporada. Cuando supe que la temporada iba a ser solo sobre su boda, al menos pensé que seguro que harían algo guay. Pero la boda ha sido una mierda. ¿Por qué te pasas una temporada entera con una boda, y luego haces la boda deprisa y corriendo? Y otra vez Robin y Ted. Me da mucho asco que en la boda de Barney y Robin tenga más protagonismo Robin diciendo que debería irse con Ted. Y bueno, lo dice como si Barney nunca hubiera hecho nada por ella, y fuera lo peor (en la temporada pasada, Robin ya aceptó cómo era Barney...). Cuando por fin se decide a quedarse con Barney, no tenemos momentazo emotivo. Si quiero ver algo bonito de estos dos con referencia a la boda, tendré que ver de nuevo la pedida de Barney: eso sí fue bonito, sin ser empalagoso, original, se nota que se lo trabajaron, y totalmente Barney-Robin.

Ted es el protagonista

Es verdad que no es la primera vez que se tiene la sensación de que en la serie se han olvidado de que Ted es el protagonista para cederle terreno a Barney, pero esta temporada está siendo demasiado descarada en ese sentido con el tema de la boda. Es la última temporada, Ted lleva mucho tiempo atravesando una mala situación, va a conocer a la madre... debería ser su momento, y no parecer un secundario sin nada que aportar.


Esto se acaba...

Sí, por una parte quiero que acabe, porque esta temporada está dando más signos que nunca de que el tema estaba ya agotado, y que se estiró de más. Pero por otro lado, odio esa sensación de saber que se va a acabar. Y odio que se acabe así. Las otras temporadas pueden haber tenido altibajos, haber tenido capítulos más flojos... Pero esta está siendo diferente. Me ha llegado a enfadar. Y solo pienso en la de cosas que se podrían haber contado, y no se han hecho. Me da rabia decir adiós así, con este sabor agridulce, ahora que quedaba tan poco. Tal vez, cuando vea el capítulo final, me olvide de todo lo malo. 

Como véis, esta temporada esta sacando mi lado más bipolar. A falta de un capítulo, la verdad es que me cuesta asimilar que vaya a ver el final de esta serie. Una vez desquitada con las cosas que me han molestado, me preparo para ese día, con la sensación de que, hagan lo que hagan, acabaré llorando. Mucho.

5 comentarios:

  1. Linus. Punto xD Hasta que se sabe lo del alcohol estaba flipando con el aguante de Lily. Lo demás lo han alargado tanto que ya me ha aburrido esta serie. Sé que el final no me dará tanta pena como a todo el mundo precisamente por eso. Lo han hecho necesario.

    Más o menos pensamos lo mismo xD Te gustó el capítulo de esta semana, ¿eh? :P

    ResponderEliminar
  2. Yo también flipaba, porque además, me planteaba que quería tener a un Linus en mi vida, pero pensé que acabaría por los suelos pronto.

    Me apasionó, sí, se me olvidó decírtelo xDDD

    ResponderEliminar
  3. Que análisis más bueno de lo que está siendo la última temporada. A mi siempre me ha gustado, pero ya la han alargado hasta el infinito y más allá. Para mi esta última ración de Mosby y compañía se me está haciendo muy pesada y hay demasiado relleno que no va a ningún sitio. Es de las series en que sus creadores han visto que se acaba la gallina de los huevos de oro y están ahí intentando alargarla lo máximo posible. Apenas queda nada de aquella serie mordaz, imaginativa y fresca que teníamos en las primeras temporadas. Particularmente yo, estoy deseando que acabe de una vez.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Temo que tendrás que escribir otro post sobre el final... yo aún estoy en estado de shock

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hecho... ; ) He sentido la necesidad de hacerlo, sí.

      Eliminar